BI en 2017

Etiquetas: BI

Con el inicio de año, vuelve un clásico: las predicciones de lo que ocurrirá. En esta ocasión, hemos encontrado un documento de Timo Elliot en el que analiza el futuro cercano del BI en 2017. Abajo podéis ver lo que ha llamado «predicciones cínicas» para este año.

 

Gente de negocios

  • Estarán poco satisfechos con su sistema BI (la «La primera Ley del BI de Timo»).
  • Los ejecutivos rechazarán aprender cualquier otra herramienta de datos diferente a Excel (y ni siquiera nuevas posibilidades de la misma).
  • No importa lo bueno que sea el sistema BI, los profesionales seguirán tomando malas decisiones basadas en su instinto.
  • Los ejecutivos estarán totalmente desprevenidos frente a problemas de calidad en el dato, a no ser que sus bonus se vena afectados de alguna forma por esos problemas, en cuyo caso se convertirán en expertos.
  • Verán complicado decidir qué datos necesitan y cambiaran su forma de ver tan pronto como consigan lo que piden.
  • Algunas personas se van a ver saturadas por el BI corporativo y van a hacerlo propio. Crearán un conjunto de tecnologías conectadas, con altos costes de mantenimiento y mínima compliance. Entonces, pedirán a Sistemas que se haga cargo del proyecto.

 

Sistemas

  • Los equipos TI implantarán nuevos sistemas ERP y después se sorprenderán cuando los usuarios les pregunten por la analítica. Ofrecer analytics requerirá costosos cambios en los sistemas ERP.
  • Los equipos TI van a luchar para construir casos de negocio para BI. Pero a medida que los ejecutivos tengan acceso a nuevos datos, cambien procesos, creen nuevas oportunidades y ahorren millones; se llevarán todas las medallas.
  • Descargar a Excel seguirá siendo la prestación más requerida en herramientas BI. Los usuarios se quejarán cuando no puedan descargar los datos corporativos al completo en su PC.
  • La calidad del dato, su integración y los metadatos serán las primeras barreras del BI. Pero las organizaciones continuarán invirtiendo menos en este área que en cuadros de mando relucientes para los ejecutivos.
  • Las nuevas fuentes de datos van a dejar fuera de juego a la habilidad de TI de integrarlos con plataformas esenciales (independientemente de la tecnología que se use).
  • Los centros de competencia BI van a invertir demasiado en habilidades técnicas y demasiado poco en formación, comunicaciones y creación de comunidad.

 

Analistas

  • Algunos analistas dirán que el BI y los centros de competencia BI están muertos, para la gran confusión de millones de personas que lo emplean cada día.
  • Los analistas dirán que hay un 15% de penetración del BI. Nadie va a entender de donde sale este número y por qué no ha cambiado en más de 20 años.
  • Los analistas dirán que los datos deben ser tratados como un activo. Las compañías no lo harán.
  • Los números sobre el éxito del BI serán «calculados» usando ejemplos no científicos de estimaciones propias sin definir lo que es «éxito». Los analistas dirán que estos números son muy bajos y que necesitas analistas para ayudarte a mejorarlos.

 

El mercado

  • Todo el mundo va a insistir en su propia definición de Business Intelligence, Business Analytics, Big Data, etc. como la única «correcta».
  • Se van a acuñar nuevas palabras de moda en analítica. Se van a escribir cientos de artículos diciendo que que las nuevas palabras de moda son un sinsentido o erróneas.
  • Surgirán nuevas startups dedicadas al BI. Reclamarán poner el «BI al servicio de las masas» por primera vez.
  • Los nuevos vendedores llamarán «dinosaurios inflexibles» a los tradicionales. Los tradicionales dirán que los nuevos son inmaduros y poco seguros. Algunos de los nuevos se darán cuenta de repente que están considerados como antiguos.